Colaborador: Alonso&Alonso Audiovisuales
Alonso&Alonso Audiovisuales colabora con Muscana para que pueda seguir adelante. Gracias al apoyo, generosidad y compromiso desinteresado de esta empresa canaria, Muscana puede contar con el servidor necesario para seguir desarrollando su actividad. http://www.alonsoyalonso.com

Primeros Pasos.

Publicado por betogex el 10/02/2011 | 1188 lecturas

Pues sí, ya estaba en Tokyo.

Unos cuantos días de turismo, visitas a algunos amigos, y mil cosas que hacer. Como todo el que cambia de país supongo. Que si visados, buscar escuelas de idiomas, buscar trabajo, conocer más la zona donde vives,... los primeros tres meses pasaron volando. Pero, afortunadamente (tampoco es que fuese muy difícil) todo se fue solucionando poco a poco.

Ser músico en Japón es interesante, por un lado hay una parte de la sociedad que es todavía mas cerrada que la española (si cabe) y que considera a los músicos seres vagos e improductivos. Y por otro lado hay una gran pasión por la música en todas sus expresiones, gran seriedad a la hora de trabajar, dar y recibir clases, o simplemente tocar en un bar (hay alrededor de 450 bares de conciertos en Tokyo).

El hecho de ser extranjero (Gaijin) radicaliza ambas posturas. Pero que le vamos a hacer es lo que hay.

El ya extendido “Pay to Play” (pagar para tocar en un lugar), la falta de transporte público a partir de ciertas horas de la noche, el precio de los aparcamientos públicos, mi japonés de garrafa, las “Jam sessions” de pago (sí sí, han oído bien. En japón se paga por tocar en las mayoría de las “Jams&rdquoicon y la competencia, comprendida y aceptada, pero siempre inconveniente, de quien toca por un bocata de mortadela, y quien espera hacerse famoso con su banda, me hizo pensar que tocar por ahí no iba ser la mejor manera de ganarme la vida, así que, como casi todos los músicos que conozco, decidí combinar la docencia con la sesión y los proyectos propios.

En cuanto al idioma, mi suegro en los ratos libres me dio algunas clases a mi llegada, que me vinieron de maravilla, y empecé a estudiar por mi cuenta, al menos como leer y escribir los símbolos básicos (hiragana y katakana). Más adelante me matriculé en una escuela.

Poco a poco, fui descubriendo ciertas cosas sobre la sociedad japonesa que llamaron mi atención, como, entre otras cosas, la importancia de las tarjetas (Meishi) (a la hora de hacer negocios, considerándose de mala educación si no se entrega y recibe con ambas manos), la falta de contacto físico (Con lo que me gustaba a mi el apretón de manos!!!), el hacer que el invitado siempre se sienta cómodo ( Llegando incluso a imitar las “dudosas acciones”del invitado, para que éste no se vea fuera de lugar), la extrema puntualidad, la honestidad, el respeto, el sentido de la responsabilidad, etc... Quedaba claro que esta cultura era distinta de las que había conocido hasta entonces. Y como se suele decir: ni mejor, ni peor: Distinta.

よろしくお願いします。(yoroshiku onegaishimasu)



Publicado por betogex el 10/02/2011 | 1188 lecturas
COMPÁRTELO: 
 

DEJA EL PRIMER COMENTARIO
PUBLICA TUS CONTENIDOS
CREA TUS PERFILES
  Últimos Vídeos:


Muscana V4 está optimizada para      Si usas Internet Explorer te perderás la mitad de la película icon

Muscana.com no se responsabiliza de las opiniones, comentarios y críticas vertidas por los usuarios tanto anónimos como colaboradores. Muscana.com es un medio libre y abierto a todos los usuarios donde la participación configura el pilar de su funcionamiento.

Diseño, concepto y administración por Jorge Santana R. [ creacodigos.com ] Copyright © 2012 Jorge Santana